11.4.16

Una vacuna contra los antivacunas

Una niña en Bangladesh enferma de viruela (1972)
Una niña en Bangladesh enferma de viruela (1972)

Edward Jenner (1749-1823) fue un médico inglés cuyo trabajo resultó fundamental para erradicar de nuestro planeta una enfermedad. Las consecuencias de esto son notables: nunca más en la historia de la humanidad hubo un solo caso de esa enfermedad. Estoy hablando de la viruela, cuyo último diagnóstico se declaró oficialmente el 26 de octubre de 1977. Eso quiere decir que muchos de los lectores de este blog nacieron después de que la viruela fuera erradicada de este planeta y por lo tanto es probable que jamás hayan oído hablar de esta enfermedad. Para que se hagan una idea: la viruela es una enfermedad grave, muy contagiosa, producida por alguno de los dos tipos de virus Variola. Apareció en las poblaciones humanas hace unos 10.000 años atrás y produjo varias epidemias que resultaron devastadoras. La tasa de mortalidad de la viruela era cercana al 35% y quienes sobrevivían quedaban generalmente desfigurados debido a las pústulas que aparecían abundantemente en la piel. Otras secuelas relativamente frecuentes eran la ceguera o problemas a los huesos.

Nunca existió un tratamiento para la viruela. Lo único que se podía hacer cuando una persona se enfermaba era aislarla y tratar los síntomas.
Así empieza un interesantísimo artículo sobre las vacunas y los antivacunas, leer completo aquí: http://elefectorayleigh.cl/2015/01/27/una-vacuna-contra-los-antivacunas/