27.9.09

Documental: La edad de oro del software español

Cartel película Juegos de guerra


Mi entrada al mundo de los ordenadores fue de la mano de los videojuegos, la película Juegos de guerra tuvo mucho que ver, el día que me decidí a comprar una computadora fue al ver una publicidad de una consola y los primeros programas que hice fueron jueguitos en BASIC.


Un día descubrí la revista española MicroManía y quedé alucinado con ese mundo de programadores y grafistas, ¡yo quería ir a España y hacer juegos en esas empresas!

Muchos años después supe que esa época de producción de juegos se llamó "La edad de oro del software español"
La edad de oro del software español fue una época, aproximadamente entre 1984 y 1991, durante la cual España llegó a ser el segundo productor mundial de software de entretenimiento para máquinas de 8 bits, sobre todo para Spectrum, detrás de Reino Unido.

El término fue acuñado así por las revistas especializadas de la época y ha seguido utilizándose hasta la actualidad.

La desaparición de esta tecnología para el salto a los 16 bits desencadenó la disolución progresiva de las compañías a principios de los 90. Fueron responsables de este éxito empresas como Dinamic, Topo Soft, Made in Spain, Opera Soft o Zigurat, entre otras.

Hace unos días vi este documental que habla sobre ese período mágico (al menos para mi), y me vinieron muchos recuerdos de lo que sentí en esos años y lo que eran mis sueños entonces.

Seguramente todos los que tuvieron un Commodore, Spectrum, Amstrad o MSX lo disfrutarán:

https://www.youtube.com/watch?v=COM5ieoSimU

vía: El Blog de 16BITBoy

4 comentarios:

  1. Este documental lo vi hace ya unos años, y me trajo un montón de recuerdos de mi infancia.

    Me regalaron un Spectrum en 1988, cuando tenía 6 años. Por entonces yo era un jugón de máquinas recreativas, me recorría los salones recreativos y máquinas de los bares de la ciudad donde nací y vivía por entonces (Santander, en el norte de España), y el Spectrum supuso mi primera experiencia con un ordenador en mi casa.

    Un primo mío me iba pasando revistas Micromanía, y yo compraba la Micro Hobby, que venía con una cinta con juegos para Spectrum. Lo que me maravillaba de aquella época es que un gran número de los juegos que aparecían en aquellas revistas estaban desarrollados en España, y el sueño de mi vida se convirtió en conseguir mudarme a Madrid para vivir inmerso en ese mundo.

    No conseguí ese sueño hasta muchos años después. La Edad de Oro quedaba muy lejos ya, pero gracias a los juegos para móviles existía una industria de cierta envergadura en España, y un par de años después de mi llegada a la capital, encontré trabajo en una empresa de desarrollo para móviles. Ahora, gracias al iPhone, es posible que grupos pequeños saquen adelante proyectos maravillosos, y espero que cuando salgan los dos primeros juegos "grandes" en los que trabajo en mi empresa, consigamos tener reconocimiento en el mundillo.

    ResponderEliminar
  2. Jedive: ¡Qué afortunado! ¡Espero que esos juegos de iPhone tengan éxito!

    Lo mio fue mucho mas complicado, yo me compré mi CZ 1500 mas o menos en 1986, con 15 o 16 años, en la otra punta del mundo y Madrix me quedó siempre muy lejos...

    Recuerdo las visitas a las salas de juegos, no como jugador sino como "mirador", ya que no soy muy bueno jugando y tampoco es que me sobrara el dinero para eso :D

    Cuando conocí las MicroManía (las grandotas), recuerdo ir a las casas de revistas usadas para conseguir las antiguas y comprarlas muy baratas. Que lejos que parece todo eso ahora :O

    PD: Un día de estos me monto un "espacio C64" como el tuyo, con ese Commodore 64C. Ayer en eBay Italia se vendió uno por 20€... la tentación...

    ResponderEliminar
  3. Jejeje sí, mi espacio C64 mola mucho. Tengo también un C64 "panadera", pero está guardadito en el armario. Algún día haré una entrada en el blog también de mis Macs :)

    Por cierto, a tí no te tengo en Messenger, si quieres agrégame:

    GTalk: jedive AT gmail DOT com
    MSN: javi_sj AT hotmail DOT com

    ResponderEliminar
  4. Agregado a mi Gmail estás, aunque conectado mucho no me verás.

    ResponderEliminar